Sitio web oficial Hotel Des Nations

Wifi gratuito en todo el hotel
El centro de París

LA MEJOR DIRECCIÓN DEL BARRIO LATINO

Adosada a la montaña de Sainte-Geneviève, dominada por el Panteón, la rue Monge es una dirección privilegiada a un tiro de piedra de la efervescencia estudiantil y comercial del Barrio Latino.

Aquí es donde se encuentra el hotel des Nations Saint-Germain, a medio camino entre las callejuelas estrechas del atractivo barrio de Mouffetard y los paseos sombreados del Jardín de las Plantas, que acoge las distintas estancias del Museo Nacional de Historia Natural. Universidades y liceos de prestigio, la biblioteca histórica y librerías especializadas, pero también tiendas, bares y restaurantes de todo el mundo abundan en un alegre contraste en los alrededores del hotel.

GRAN CALIDAD DE LOS SERVICIOS

El hotel des Nations Saint-Germain, flamante después de varios meses de obras, ofrece prestaciones y comodidad, garantías de una estancia de éxito.

  • Recepción y reservas permanentes 24 h, 7 días a la semana
  • Idiomas hablados: inglés, español, alemán, portugués, italiano
  • 36 habitaciones contemporáneas con todo el confort y minibar
  • Lounge con honesty bar a partir de las 14 h
  • Desayuno servido de 7.00 h a 10.30 h
  • Servicio de conserjería
  • Servicio de tintorería
  • Consigna de equipaje
  • Wi-Fi gratuito
  • Desfibrilador cardíaco

LA HUELLA DEL TIEMPO

El hotel des Nations Saint-Germain está situado en un barrio donde se mestizan pasado, presente y futuro: un pasado con numerosos edificios e instituciones de antaño, un presente por la vida que lo anima incansablemente, un futuro porque los estudiantes de aquí son los que escribirán el mañana… Es esta alquimia singular, que suma y enmaraña las épocas y sus firmas, la que ha inspirado a la arquitecta y decoradora interiorista Marie-Paule Clout. Esta también ha sabido jugar con la superposición de motivos, la yuxtaposición de los materiales y la sombra proyectada de las lámparas en torno a un mobiliario atemporal, para ilustrar sin decirlo la huella del tiempo...